Una azafata parodió con su compañero una situación habitual en el baño del avión y el video se volvió furor en TikTok – LA NACION

Home
Secciones
Club LN
Mi Cuenta
Ally es una azafata que ya se volvió toda una celebridad de TikTok por dar consejos sobre viajes. En ocasiones también comparte videos de algunos momentos interesantes que le suceden en el avión, así como instantes de su vida personal.
En esta ocasión, quiso ejemplificar una de las situaciones que más le ocurren en el día a día de su profesión e hizo reír a la comunidad virtual. Junto a uno de sus compañeros, parodió cómo es ayudar a los pasajeros a encontrar el baño dentro de una aeronave.
El clip trata de dar a reflejar una recurrente realidad: los viajeros nunca saben abrir las puertas del sanitario. Esto a pesar de que siempre reciben indicaciones y apoyo por parte de los asistentes de cabina. En la grabación, se observa cómo Ally, en el papel de una viajera, recibe una simple instrucción para hacerlo, pero aun así no lo logra su objetivo.
“Disculpe, ¿este es el baño?”, le pregunta la mujer al azafato. Este le responde que estaba en el sitio correcto y que solo debía empujar la puerta para ingresar. La pasajera comienza entonces a intentarlo, y aunque realiza varios intentos, todos son sin éxito. En las imágenes se observa cómo oprime cualquier botón que esté a su vista, a pesar de que el asistente de vuelo continuaba diciéndole que solo empujara.
Lo que la tiktoker y su colega quisieron recalcar es que regularmente los clientes ni siquiera escuchan las indicaciones. Por eso no comprenden del todo cómo usar ese servicio para hacer sus necesidades fisiológicas. Esto porque en el video se aprecia cómo es que la mujer intenta por mucho tiempo abrir la puerta y hace de todo para lograr su objetivo, excepto empujar tal como le dijeron. Se tarda tanto, que el trabajador tiene tiempo de comer, preparar algunas bebidas y hasta revisar su tablet por un tiempo prolongado, según la parodia.
Un aspecto que los creadores de contenido quisieron dejar en claro fue que son importantes los instructivos que aparecen en algunos apartados de las aeronaves. En el caso específico del baño, mostraron que afuera hay una imagen que indica cómo se debe empujar la puerta para que sea más sencillo ingresar.
El video de la influencer se volvió viral y, por lo tanto, recibió miles de comentarios de la comunidad virtual. Las opiniones se dividieron. A pesar de que era un clip de comedia, muchos usuarios consideraron que fue inapropiado. Otros, por su parte, solo se centraron en la dramatización y se rieron a carcajadas de las actuaciones de los jóvenes.
Algunos viajeros dieron su propio veredicto y aseveraron que en realidad las puertas de un avión sí son confusas: “Yo logré entrar, pero no pude salir y tuve que pedir ayuda”; “Las personas que realmente pueden pasar por esa diminuta puerta no son muchas”.
Por otro lado, unos más se sintieron indignados por la parodia y exhortaron a Ally a ayudar amablemente a los pasajeros a abrir la puerta: “Es mejor que le abras la puerta (en lugar de solo decirle que empuje)”; “¿Qué les cuesta ayudar?”; “Se supone que son asistentes para dar servicio al cliente”, le escribieron.
Copyright 2023 SA LA NACION | Todos los derechos reservados
Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.
¿Querés recibir notificaciones de alertas?
Ha ocurrido un error de conexión

source

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2023 Diseñado por Reke.Online. All Rights Reserved.