Rise, Sierra, Amaro: este es el origen de los filtros de Instagram más usados en el mundo – La Vanguardia

Descripción de la imagen
Álex Frutos
Instagram superó en 2021 los dos mil millones de usuarios activos al mes. ¿Cuántos de esos clientes utilizan a diario el ramillete de filtros que ofrece la aplicación? Pues seguramente una gran mayoría. ¿Por qué apuntarse a la aséptica filosofía #nofilter pudiendo retocar los selfies hasta la extenuación?
Todos conocen los filtros de Instagram pero pocos saben quién los creó y cómo llegaron a convertirse en una de las características fundamentales para que Instagram haya calado hondo en nuestras vidas. Se han convertido en una necesidad social hasta el punto de que hay personas que no conciben publicar una foto suya sin pasarla antes por el mágico tamiz de los filtros.
El fotógrafo norteamericano Cole Rise, que también diseñó uno de los logotipos de la popular aplicación, fue el creador de los primeros filtros de Instagram y acabó creando siete de los más usados desde entonces: Sierra, Mayfair, Sutro, Amaro y Willow.
Instagram
Rise se dedicaba de manera profesional a la fotografía antes de la fundación de Instagram en 2010 y había desarrollado una gran habilidad para editar fotografías. Compartía amistad con los desarrolladores de la aplicación, Kevin Systrom y Mike Krieger, (de hecho, él fue uno de sus primeros usuarios) y acabó compartiendo sus secretos con ellos.
Lo que en principio eran procesos de retoque fotográfico que Rise aplicaba a sus propias obras antes de publicarlas en su perfil de Instagram acabaron convirtiéndose en algunos de los filtros que hoy utilizan millones de personas en todo el mundo.
Además de los filtros originales de Cole Rise, Instagram ha logrado que muchos de los filtros que ha ido introduciendo en su aplicación a lo largo del tiempo hayan pasado a formar parte indivisible de cómo nos vemos a nosotros mismo en una determinada época de nuestras vidas. ¿Pero qué hay detrás de esos filtros?
Cada uno de ellos tiene una historia y un por qué. El filtro Juno, por ejemplo, se llama así en honor al perro de MIke Krieger, uno de los dos fundadores de Instagram. El Clarendon, al contrario, está inspirado en un lugar concreto en el mundo: el lujoso barrio de Clarendon Heights. Moon, con sus tonos fríos, imitando el paisaje lunar es otro ejemplo de título indicativo.
En otras ocasiones, algunos de los títulos escogidos para nombrar los filtros de Instagram encierran historias tiernas. Slumber, por ejemplo, nació en honor al hijo de Mike Krieger. Slumber es, en inglés, un suelo ligero, que era justo en el estado en el que se encontraba el hijo de Krieger cuando este gustaba de fotografiarle.
Una curiosidad, el archiconocido filtro Valencia no tiene nada que ver con la capital de provincia española. Su nombre se debe a la luminosa Valencia Street, una de las calles de San Francisco donde Kevin Stynton, otro de los creadores de la app, encontró la inspiración para el mismo.
© La Vanguardia Ediciones, SLU Todos los derechos reservados.

source

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2023 Diseñado por Reke.Online. All Rights Reserved.