Ellas no bailan solas: Miércoles, M3GAN y los bailes virales de … – Cinemanía

Hoy en día ya se usa para todo, pero el crecimiento de TikTok fuera de China como red social de vídeo estalló gracias a una sencilla premisa: ver a gente bailando. De los vídeos de coreografías inventadas nacieron los retos de baile, muy fácilmente viralizables por imitación, y de ahí al crecimiento máximo. Natural que Hollywood haya logrado sacar partido a la app siguiendo la misma estrategia.
Miércoles nos dio la primera pista. La serie sobre la hija de la familia Addams protagonizada por Jenna Ortega ha sido uno de los éxitos más abrumadores de Netflix; sus cifras siguen aumentando y ya es la tercera serie más vista de la historia de la plataforma, solo por debajo de El juego del calamar y la cuarta temporada de Stranger Things. ¿Cómo alcanzó ese éxito? Entre los factores a tener en cuenta hay que considerar muy fuerte el llamativo baile de la protagonista en el cuarto episodio.
Inspirada por Siouxsie Sioux, Bob Fosse, Lisa Loring, Lene Lovich, Denis Lavant y una infección de covid, Jenna Ortega creó la escena clave que propulsó a la serie hasta el infinito… con una ayudita de internet, y en concreto de TikTok. Allí fue donde se viralizó el clip de Miércoles bailando. Pero no el tema de The Cramps que suena en la serie, sino una versión pitufada de Bloody Mary, de Lady Gaga. 
Tal fue la vinculación entre los delirantes movimientos de Miércoles y la canción de Lady Gaga que la impulsó a lo más alto de las listas, la propia artista reaccionó al fenómeno y Netflix la ha empleado como himno para anunciar la renovación de una segunda temporada. Recordemos que el tema en sí ni siquiera sale ni se escucha en la serie, fue un fenómeno enteramente cocinado en TikTok. Cada persona que duplicó el baile en su casa contribuyó a dar a conocer Miércoles entre un público que quizás de otra manera no se habría asomado a la serie.
Así llegamos a M3GAN, la nueva película de terror con muñeca asesina de por medio que ha descorchado la taquilla estadounidense con 30 millones de dólares (ya el doble de su presupuesto) y ya acumula 45 millones de dólares de recaudación mundial (1,1 millones de euros procedentes de España, donde ha sido tercera en su primer fin de semana). Un éxito indudable que desde Blumhouse y la Atomic Monster de James Wan van a exprimir a conciencia con futuras secuelas.
¿Cómo se ha convertido M3GAN en el primer gran fenómeno de 2023 nada más empezar el año? La apuesta del director Gerard Johnstone por la diversión desprejuiciada y placentera con las salvajadas de la muñeca electrónica que se dedica a liquidar gente tiene mucho que ver y engarza con el buen resultado de títulos de terror recientes que han hecho del entretenimiento sin prejuicios su mayor reclamo (caso de Smile el año pasado, por ejemplo) y del género la apuesta más sólida en la taquilla postpandémica.
Además, como también sucedió con Smile, al caso de M3GAN hay que añadir una mayúscula campaña de promoción enfocada a la viralización en redes sociales para captar al público juvenil de la generación Z. Con muy buen resultado, a la vista de los datos. Desde Universal Pictures buscó conectar con los espectadores más jóvenes mediante diversas acciones muy segmentadas, como un spot que se reproducía en YouTube delante de los videoclips de Bad Bunny.
No obstante, lo que catapultó la presencia de M3GAN en internet fue otro tipo de reclamo: los bailes virales. En cuanto se lanzó el primer tráiler del filme, unos breves instantes en los que se ve a la muñeca homicida contoneando su cuerpo mecánico captaron inmediatamente la atención de los internautas. Universal sabía que eso iba a pasar y tenía un arsenal de material preparado para sacarle partido.
Una troupe de M3GANs bailongas estuvieron presentes en la premiere de la película y se pasearon por distintos puntos clave de grandes ciudades: la azotea del Empire State, el metro de Nueva York, las grabaciones de los shows de Jimmy Fallon y Jimmy Kimmel, el último partido de fútbol americano de Los Angeles Rams e incluso algunas de las primeras sesiones en salas de cine como el legendario Chinese Theater. El objetivo, conseguido, estaba claro: viralizar vídeos de esos momentos a través de redes sociales.
Una publicación compartida de M3GAN (@meetm3gan)
Estaba claro que se buscaba llevar el baile de M3GAN a TikTok, para lo que había que generar el suficiente número de vídeos como para que la tendencia prendiera de manera orgánica.
Según datos publicados por Deadline, el recorte del baile de la muñeca que la propia Universal extrajo del tráiler consiguió más de 250 millones de visualizaciones. Inmediatamente pudo verse cómo era el elemento que más llamaba la atención en los hashtags repartidos por YouTube, Twitter, TikTok y repositorios de gifs como GIPHY. Es fácil imaginar un imparable desfile de M3GANs penetrando en las retinas de millones de personas.
i have legitimately never seen as much advertising/promoting for a movie as much as i have for m3gan
pic.twitter.com/QM0OIYc3IW
Lo mejor de todo es que el baile de M3GAN ni siquiera tiene tanta importancia en la película. La muñeca lo ejecuta antes de despachar a una de sus víctimas cuando suena un tema de los Skatt Bros como si formara parte de sus perturbadores movimientos, pero simplemente es un elemento que añade desconcierto y una dosis extra de regocijo a la escena en cuestión. Indudablemente es un detalle memorable, pero su explotación como reclamo de la película no podría ser más circunstancial. 
«¡M3GAN ni siquiera es una muñeca de baile!», podrá exclamar algún purista. Pero, a efectos del marketing, ha sido la imagen de la muñeca asesina que más eficazmente podía haberse empleado como herramienta promocional. Los bailes virales viajan bien por redes, sobre todo entre los usuarios más jóvenes, y un filme de terror disfrutón (con sangre light: no recomendada para menores de 13 años) es en ese público adolescente donde tiene a sus potenciales espectadores. 
Como ocurrió con Miércoles, ha llegado a ellos empleando su propio lenguaje. El lenguaje del baile. 
via GIPHY
¿Quién se anima a promocionar un reestreno de Beau travail, de Claire Denis, usando la misma técnica con un clip de Denis Lavant? ¿Habría tenido más recaudación en taquilla La isla de Bergman, de Mia Hansen-Løve, si hubiera viralizado a Mia Wasikowska bailando ABBA? ¿Veremos a James Cameron incorporar una pequeña coreografía de TikTok en Avatar 3? Está a tiempo.
¿Quieres estar a la última de todas las novedades de cine y series? Apúntate a nuestra newsletter.
CINEMANÍA MAGAZINE, S.L.
Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual. Asimismo, a los efectos establecidos en el artículo 33.1 de Ley de Propiedad Intelectual, la empresa hace constar la correspondiente reserva de derechos, por sí y por medio de sus redactores o autores.

source

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

© 2023 Diseñado por Reke.Online. All Rights Reserved.